domingo, 8 de octubre de 2017

Poema vegetal

En el borde pixelado de las montañas
                              viven aguaceros.
Regreso del barro a la ciudad;
un suburbio de símbolos
                 con afros danzantes del bosque.


Las grietas están entre mis dedos.

Exilio mi voz

en la fruta fermentada del tiempo.

Un aroma a tierra recién colada
      se esparce
      entre suburbios de bebedores.

Nacer y morir
                      con el mar al fondo
y las pupilas guindadas

                                   en la pared.

sábado, 12 de agosto de 2017

Por lo tanto aniquilas una gardenia sobre el vinil.
Por lo tanto eres una botella de jengibre que se desnuda con asanas luminosas.
Por lo tanto tu piel es una serie de acontecimientos.
Por lo tanto por lo tanto.
Por lo tanto tu voz no pertenece a la música de estos apocalípticos años.
Por lo tanto.
Por lo tanto decreto que seamos jóvenes durante las ceremonias;
                               el pensamiento no puede envejecer como nuestros tatuajes.
Hasta acá arriba llega otro por lo tanto.
Eres imperfecta y pura, 
                                                          igual que las chicharras antes de explotar.
Por lo tanto estamos cansados del
                  “si no fuera por la Biología
                                                               todo se hubiera arreglado hace tiempo”
Por lo tanto
                     una vez más.

viernes, 28 de julio de 2017

Gandhi mezcla trinitarias.
Hace recuerdos en Santa Elena de Uairén.
Sharlotte le toma unas fotos.
Las cuelga del viento suave de las franelas.
Su cara aún está dormida.
El organillo atizando el fuego se enreda

                                              con la noche.