domingo, 28 de septiembre de 2014



yo me quité los zapatos
              y empecé a caminar la poesía

así me hice aprendiz
así conocí las etapas de la luna

                        y el olor real de la muerte

descalzo
               sin letra
               ni cobija

y puedo asegurar
que debajo de mis pies
               latía una piedra de obsidiana

oculta
poderosa

yo me quité los zapatos
y sé
 que era la única forma de encontrarte