6 ene. 2016

Alquimia

Alquimia


Aprendí magia;
               magia de la buena,
               mi propia magia.
sin manuales.

Soy un mago porque hago aparecer.
Soy un brujo porque trabajo el espíritu,
                                             la materia;
alquimia de forma subatómica,
la alquimia del aire,
los canales,
el aire que nos une;

hay que protegerse.
             
                           En el aire
                           las barreras son mínimas.

Por el aire nos enfermamos;
por el aire viene la fiebre y el mosquito;
por el aire viene el mal de ojo.

Yo ando en lo mío porque creo.
yo encontré camino.

Somos una forma antigua de inteligencia;

la mente es hoy,
la mente ya puede hacer milagros,
es decir
                     menos recolección y pesca.

En mi casa prendo sahumerio.
                                   Suave está la casa
                                           como una mujer.
Desde temprano es la casa.
Hay que levantarse para hacer familia;
                                            mamífero.
                                                animal.

Mi esperanza es menos de 90 soles.

Pertenezco a una especie drogada
                                                 y prostituida;
                      una especie con pus
                                                   y utensilios.

Tú decides salirte de eso,
dejar de matarte por una semilla de café;

pertenezco a una especie gorda
                                                 y estimulada,

                     una especie infártica.

Hay que practicar el ayuno,
             beber sangre,
             comer frutas.

La brujería es que todo ande bien,

la magia es puntual,
                   efectista.

La brujería es eterna.

Cuatro son los elementos
                                            y tres los reinos
                        -que son elementos también-
fuego,
aire,
tierra
y agua.

Reino animal,
vegetal
y mineral.

Lo sólido es la dureza de la materia.
Hay sólido,  líquido y gas
                        y el fuego que es la alquimia,
                                       la gran herramienta
                                  que dobla y ennoblece.

         La materia espesa;
desde el mineral más duro hasta el aire;
todo existe a partir de allí.

El fuego es el gran elemento,
                               lo demás es coagulación.

La materia espesa en distintos niveles.

La carne es una mezcla maravillosa,
                         más avanzada que la piedra.

Agua, gas y piedra,
tierra y carne;
             carne animal,
             carne vegetal.

El pensamiento es inaudito.
La superstición es dañina.
La mente es poderosa;
yo apuesto a la mente,
                                                voy cien a una.
Ella se expande rápido,
               se acomoda a todo
                                       y vuelve a ser mente.

La lucidez es poderosa.

Una borrachera
             es la mente volviendo sobre sí misma,
             un montón de enanitos
                                       que llaman neuronas,
             las Meninas del Maestro Velázquez.

La próxima guerra será digital
como en la fortaleza de hierro
                       o en la ciudad de las tormentas,
así será el honor.

El buen augurio es un algoritmo.

El código
                una forma de domesticar la materia.

El cuerpo es elemental,
                     liviano;
lo digital,
                    expansivo.

Domesticar la materia es magia.

No hay nada más peligroso
                          que un hombre que dice “yo”.
Un hombre que dice “yo” es la especie,
                                              el mundo;
da igual si lo dice con sus palabras
                                              o con su silencio.
La quietud es poderosa;

el agua se aquieta y se pone transparente,
el agua es un sistema de filtración.

La luz,
                              energía súper concentrada.

La luz no es elemento porque está en todo
                                         de forma contenida.
Fuego es luz;
agua es luz,
aire es luz,
tierra es luz.

Luz;
       una cierta forma de combustión atómica.

Con luz aprendo;

                            en lo oscuro me fortalezco.