martes, 22 de marzo de 2016

GOOD MORNING MACABRO



Good morning macabro                             
                             los cuatro brazos;
                             el animal vestido que soy
                                                 a través de la calle
                                                                y el ruido.
Good morning macabro
                             la sorpresa;
                             la posibilidad remota del acierto;

comenzar un largo viaje
                                   de regreso
                                   a las tierras de la pregunta.

El día del gran juicio colectivo.

Así ocurre;
así ha ocurrido siempre.

Viajo porque es mi voz
              que alumbra como un camino de indios.

Good morning macabro la ruta de los velos;
                              el alcanfor,
                              el odio.

Yo también arrojé lo que dije
                                           sin tomar aire
                                           ni macerar.

Fui un ser humano como cualquier otro
                                                  excepto por la fe.

En mi casa  había discos de Maelo,
                                         cierto mar
                                         y la noche.

Fui a tocar con mi ausencia
                                     la urna de mis ancestros.

Vi en sus lápidas
                                 un país que está aquí cerca;
                                 caña bastante;
                                 muchachas,
                                                    buscando agua
                                                    y melodía

Good morning macabro la ciudad
que aparece de repente
                                  como una mujer definitiva,
                                            limpiándose la boca,
                                            sandalias altas,
                                            uñas oscuras;
                                            uno sabe.
Por aquí hay mucha leyenda de rey muerto
                                       y muertos también.

Por eso digo good morning macabro
                                 el perro,
                                 el tigre
                                  y el viaje que sea,
porque esta libertad
                                se las está jugando todas
                                más seria que un ensalme;

nada crece sino es por el fuego:
                              
                               las manos sucias
                               antes de sembrar la semilla;

                               el corazón que palpita como
                                una guerra;
                            
                               reencontrarse con el origen.

Siempre estuvimos aquí;
-estar era lo nuestro-.

Good morning macabro los habituales
                             que cargan la cédula,
                             perfume barato
                             y mente.
Aquí no se juega;
se los dije.
Los juicios tienen al cemento de testigo.

Hay un dios que ve para abajo,
                                                       según el cura;
y yo les digo que tengan paciencia,
                     somos un poema joven.
No canten victoria;
hablemos de asuntos humanos
                                       con la cruz de la arroba,
                                       con punto,
                                       con pixel.
Falta mucho para la luz.
Recojamos nuestro cuento cuando termine el día
               y descansemos la paz de las pantallas
               y hagamos el amor con fuerza.

Bien por nosotros.